Category Archives for "lesiones"

Psicología deportiva en el baloncesto

Cuando compites en baloncesto,  te encuentras continuamente tomando decisiones en fracciones de segundo de las que puede depender que ganes o pierdas un partido, por lo tanto, los factores psicológicos son determinantes. La capacidad de reacción, la percepción del entorno, de todo lo que ocurre a tu alrededor en la cancha mientras tienes la pelota o defiendes, hacen que la mente sea de una importancia crucial.

 Veamos algunas de las variables que pueden influir en la correcta preparación psicológica de un jugador de baloncesto:

Dentro de los entrenamientos y partidos de basket, el deportista tiene que lidiar con multitud de factores, muchos de los cuales puede gestionar, aunque otros muchos se escapan a su control.

Pensemos en los máximos representantes de este deporte como Gasol, Curry, LeBron, Mirotic…Se enfrentan a una gran carga de trabajo, entrenamientos y competiciones de forma continua durante la temporada, muchas de ellas de transcendencia para conseguir títulos… a esto hay que sumarle las frecuentes lesiones y periodos de recuperación y readaptación para volver a estar al máximo en el menor tiempo posible…Todos estos datos nos dan una  idea de la gran carga psicológica que acarrea el baloncesto de competición al máximo nivel. Hay multitud de factores mentales que deben tenerse en cuenta, que deber entrenarse y gestionarse para poder estar en las mejores condiciones en los entrenamientos y sobre todo en los partidos.

Resultado de imagen de curry 2020
  • Pensemos en una de las variables más importantes, la autoconfianza. Un jugador que por cualquier motivo pierda confianza en sí mismo, en su juego, en su tiro… no podrá luchar por cada balón, no se atreverá a lanzar por con confiar en su puntería, no llegará con la determinación necesaria al rebote…
  • Además de confiar en ti mismo y tus habilidades debes confiar en tu equipo, cada miembro tiene un rol fundamental para que esté todo en su sitio y aportar al éxito o fracaso grupal. Es fundamental contar con un equipo humano que te transmita ese tipo de confianza, además debes saber trasmitir a tus compañeros que confías en ellos.
  • Por supuesto también hay que estar preparado para gestionar la incertidumbre que conlleva participar en cualquier competición, ya que dependes de tu equipo, de la preparación y nivel de los rivales, del factor cancha, las decisiones arbitrales…por muy preparado que estés hay factores que no dependen de ti que pueden jugarte una mala pasada. Hay que contar con que estas cosas pueden pasar y estar preparado para reponerse para el siguiente partido lo más rápido posible.
  • La concentración y la capacidad de decisión en milésimas de segundo son también habilidades que suelen estar bien desarrolladas en los jugadores de baloncesto. Gran parte de las jugadas ocurren a mucha velocidad y no hay tiempo de dudar una vez tomada la decisión de asistir o tirar…
  • Una motivación alta y estable es necesaria ya que competir en baloncesto conlleva gran sacrificio ya que es un deporte muy exigente físicamente y mentalmente. Para llegar a la élite se necesita un gran esfuerzo humano y el apoyo de muchas personas que confíen en ti, sin olvidar la familia que suele realizar un gran sacrificio para el hijo/hija consiga su sueño. Todo esto  puede desgastar mucho y es algo que no suele apreciarse a no ser que conozcas desde dentro este tipo de deportes..
  • Saber gestionar emociones, pensamientos, preocupaciones y la presión puede ayudar a tener un rendimiento regular y disfrutar más de la competición. En ocasiones la preparación mental puede ayudar a dar ese pasito más, ganar minutos, ganar confianza y ofrecer ese plus que te permita destacar sobre tus rivales y compañeros. Además hay que recordar que cuerpo y mente van de la mano. Lo físico te afecta mentalmente y lo mental te repercute en el físico también. Cuando un jugador esta estresado o nervioso tendrá dificultades para que su juego fluya de forma natural. Y a la inversa cuando hay alguna dificultad física como lesiones el desgaste mental es mayor.
Resultado de imagen de pau gasol 2020

En la actualidad son muchos los jugadores de primer nivel que trabajan el aspecto mental con un psicólogo deportivo, aunque este hecho es no es muy conocido por el gran público. Es recomendable no dejar los factores psicológicos al azar e integrar su preparación en el día a día. De esta manera no estarás en desventaja con respecto a tus rivales y podrás disfrutar más de este deporte dando tu mejor rendimiento.

Efectos del estrés en nuestro rendimiento deportivo ¿Enemigo o aliado?

Seguramente todos tenemos la idea de que el estrés es dañino, algo a evitar. Entonces… ¿Por qué también decimos que es una respuesta adaptativa y que puede beneficiarnos en nuestro deporte?

El estrés es una respuesta de nuestro organismo que moviliza recursos fisiológicos y psicológicos con la finalidad de afrontar alguna demanda. Se trata de una reacción adaptativa, es decir, beneficiosa de cara a ponernos en marcha y ayudaros a funcionar en situaciones exigentes como puede ser una competición deportiva.

Es el exceso de estrés lo que realmente resulta dañino. El sobrefuncionamiento al que se somete nuestro organismo cuando la respuesta de estrés esta crónicamente activada va a ser lo que provoque que nuestra salud se resienta. Y no sólo será nuestro estado físico y mental los que se vean afectados, ya que esto nos llevará a un descenso de nuestro rendimiento en nuestra actividad deportiva. Por lo tanto podemos ver que estrés, salud y rendimiento van de la mano.

A lo largo de nuestro día a día, por ejemplo en nuestros entrenos, podemos enfrentarnos a infinidad de situaciones potencialmente estresantes que nos vayan afectando según nuestra capacidad de afrontamiento y la actitud que adoptemos ante dichas situaciones (entrenamientos exigentes, decisiones del entrenador, plazos a cumplir, dieta, búsqueda de patrocinadores…) Pero no son sólo situaciones de “exceso” las que nos pueden generar estrés, también las situaciones de “privación” pueden ser estresantes, como por ejemplo no contar para el míster y estar en el banquillo, lesiones que nos dejan un tiempo parados, no optar a ningún título y sentirnos sin alicientes…

Debemos aprender a convivir con el estrés ya que es una respuesta humana totalmente normal y de la que podemos sacar provecho si sabemos escucharla y observar de que nos está avisando. Por ejemplo, estar preocupado por una final, puede hacer que dediques más tiempo a su preparación y que perfecciones tu estrategia; estar más alerta cuando la pista está mojada puede hacer que evites una fuerte caída… Son situaciones en las que el estrés está cumpliendo su finalidad adaptativa y beneficiosa movilizando nuestros recursos.

El hecho de que el estrés resulte en una respuesta perjudicial o adaptativa para nosotros depende de muchos factores, veamos algunos ejemplos:

· Nuestra personalidad (impacientes, competitivos, hostiles…)

· Habilidades de afrontamiento de las que disponemos

· Nuestras creencias y actitudes ante los problemas

· La valoración que hagamos de las situaciones cómo amenaza o cómo reto

· El apoyo social que percibimos de los otros

· Predisposición biológica

La combinación de estos factores será la responsable de que sintamos un nivel de activación que influya en nuestro rendimiento y nuestro estado de salud físico y mental.

Una baja respuesta de estrés ante situaciones que nos demanden movilizar mayores recursos puede hacer que nuestro rendimiento sea inferior al esperado. Por ejemplo, si creo que la próxima competición será fácil, esto puede ocasionar que no me prepare lo suficiente y que no salga lo suficientemente enchufado.

Una respuesta excesiva de estrés también perjudicará nuestra actividad cotidiana ya que nos generará angustia, tensión, dificultad en la toma de decisiones… y por tanto también nos impide un rendimiento normal y nos genera perdida de oportunidades. Por ejemplo, estar demasiado tenso ante una competición puede hacer que me sienta atenazado, que no salgan mis habilidades con fluidez, que tenga mas riesgo de lesión, que cometa más errores…

Es el nivel óptimo de activación o estrés el que nos dará la energía y capacidad de movilización necesaria para afrontar demandas con un adecuado rendimiento y sin comprometer nuestra salud.

En esta línea la psicología deportiva puede ser una gran ayuda de cara a saber gestionar este nivel de estrés para que no se convierta en algo patológico y perjudicial para el rendimiento. Entender y aceptar las emociones y las respuestas fisiológicas que estas provocan es una de las claves para perder el miedo a sentir estrés y ansiedad. El aprendizaje de habilidades de afrontamiento como pueden ser la relajación, la solución de problemas, comunicación asertiva, focalización atencional, gestión de pensamientos… pueden hacer que nos enfrentemos a las situaciones demandantes de una competición o simplemente a los entrenos del día a día sintiéndonos más capaces y con más confianza!!

EL ESTRÉS AFECTA A NUESTRA SALUD Y LA PSICOLOGÍA PUEDE AYUDARNOS

A parte de las repercusiones que el excesivo estrés tiene para el rendimiento deportivo en entrenamientos y competiciones, no podemos perder de vista que esto es debido también a cómo esta variable afecta a nuestra salud física y mental. Vamos a conocer algo más sobre el concepto de ESTRÉS para poder identificarlo y combatirlo mejor.Continuar leyendo

PSICOLOGÍA Y LESIONES DEPORTIVAS

Las lesiones forman parte de la vida y de la carrera de un deportista. Podemos sufrir lesiones leves que apenas interfieran en nuestra actividad deportiva y profesional, o por el contrario podemos sufrir lesiones graves que nos aparten del deporte durante meses o incluso pongan en peligro nuestro futuro como deportistas. Veamos cómo la psicología, nuestra mentalidad, nuestras emociones, influyen en el proceso de lesión y recuperación. La psicología y los procesos asociados a ella pueden ser la diferencia entre una buena recuperación o una rehabilitación problemática que nos haga sufrir mas de la cuenta.Continuar leyendo