Dani Valle, la emoción del primer podio

Hace sólo unos días os presentaba a este chico de 17 años y nos metíamos en su mente, en su forma de pensar y sentir ante el nuevo reto que se le presentaba, el mundial de Supersport 300. Ahora nos volvemos a meter en su mente y en su corazón para descubrir que se siente al debutar con un podio tan peleado.

“A dormir Daniel, que te espera el mejor finde de tu vida” Ese es el último WhatsApp que le escribí a Dani Valle antes de salir de viaje hacia Aragón. Ahora que ha pasado el fin de semana podemos decir que realmente ha sido el mejor fin de semana para este joven piloto, por lo menos deportivamente hablando, ya que ha subido al podio del mundial de Supersport 300 al conseguir la segunda posición tras  entrar en meta a sólo 0,047 milésimas del ganador Scott Deroue

La primera cita para esta categoría disputada en Motorland trajo consigo ese fin de semana soñado para Dani y para todos los que le conocemos y apoyamos. Realmente ahora puedo decir que este chico ha pasado momentos muy difíciles en el pasado, pero que ha sabido volver más y más fuerte al superar cada obstáculo que se le presentaba. Muchas horas de entrenamiento físico, recuperación de lesiones, más trabajo físico, entrenamiento psicológico, vueltas y vueltas en su moto de supermotard… y sobre todo muchos días de incertidumbre sobre qué camino tomar en el futuro… Pues bien, todo ese trabajo está empezando a dar sus frutos.

El gran trabajo de Dani junto al buen hacer de los profesionales que le rodean, entre los cuales tengo la suerte de encontrarme, está haciendo que todas las piezas del puzzle empiecen a encajar. Este fin de semana me ha hecho reflexionar mucho sobre lo importante que es el entorno de un deportista, las personas que le rodean y le acompañan. En el caso de Dani Valle hay que decir que es un chico con suerte, ha encontrado un grupo de gente que da todo por él, que creen en él, que le han apoyado en los malos momentos y que le siguen apoyando en los buenos. Pero no es sólo por pura suerte… este chico se gana a las personas con su forma de ser y su forma de trabajar, algo que no debe perder nunca, estés en el podio o estés en la cola del grupo. Cuando telemétrico, mecánico, preparador físico, psicólogo, familia y amigos aportan un entorno en el que aparte de sus talentos individuales suman su calidad cómo personas… entonces y sólo entonces el piloto sólo tiene que preocuparse de hacer lo que más le gusta: pilotar.

Ahora más que nunca hay que tener presente algo, los grandes deportistas de la historia han sido también grandes humildes, y es algo que no se debe perder, porque sólo los duros palos te dan esa humildad. Un podio es mucho, pero a la vez no es nada. Significa que vas en la buena dirección, que la manera en la que estás trabajando es la buena. Un deportista no es bueno o malo, sino que rinde bien o mal. Un buen resultado no te convierte en bueno, te indica que estás rindiendo bien. El verbo “ser”  tiene un significado estático. Si eres algo significa que no puedes cambiarlo, y de la misma manera que no te has creído que eras malo cuando las cosas no salían no debemos caer en la  trampa de creernos los mejores cuando salen.

Enhorabuena a todo el equipo MS Halocourier por el gran inicio de campeonato y enhorabuena a la organización del Mundial de Superbikes por haber creado una categoría que da oportunidades a jóvenes que nos van a hacer disfrutar dando el máximo cada vez que se apague el semáforo.

F. Javier Bonilla Rodríguez

Psicólogo Deportivo

Imagen destacada: Rodrigo Merino
Fotos: Rodrigo Merino y World SBK

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment: